Where Do I Begin

Tras un intenso parón nada productivo sigo con mi desvarío de historia.

Domingo por la mañana. Heraclio fue el primero en despertar. No tener con quien hacer el tonto era lago que aborrecía y por eso mismo Pedro y Paula fueron despertados bruscamente al grito de: ¡A cubierto! ¡A cubierto! Ambos se sobresaltaron pero al ver quién y cómo gritaba y cómo corría por la habitación en pijama con las manos sobre la cabeza como para protegerse de algo no pudieron más que reírse. Intentaron volver a dormir, haciendo como si Heraclio no estuviera allí. Pero sí estaba y viendo las intenciones de sus amigos volvió a la carga saltando de cama en cama y dejándose caer junto a ellos con un sonoro: ¡Bomba va! Comprendiendo que no podían dormir más se resignaron a levantarse pronto; Pedro incluso se tomó la revancha y según se levantó placó a Heraclio tirándolo al suelo. Finalizado el alboroto matinal bajaron al salón del desayuno donde, cómo no, ya estaban esperándolos.

Con el primer vaso de zumo Pedro empezó a despertar y a repasar su noche; sabía que había tomado una determinación y pensaba llevarla a cabo pero quería esperar al momento oportuno. Como era de esperar el ambiente entre Paula y Pedro no era el mejor y se notaba cierta tensión entre ambos, pero esta vez Heraclio no distrajo la mente de Pedro pues estaba muy ocupado metiéndose con los otros dos tortolitos.

Jackie

2 comments:

Audrey dijo...

No te preocupes, Von Trier, que quedará entre nosotros. Nuestro pequeño secreto.
En fin, ¿qué tal marcha todo por Norteña?
P is for PENIS.

Neurotic dijo...

Von Trier, jajaja, la canción de The Kooks.
Ays, bastante tuve yo con Heráclito en psicología este año, no más tortura de la grecía cláaaaaaaaaasica! Jaja

Publicar un comentario

Piensa lo que dices, di lo que piensas.

top