4th Dimensional Transition

Una calle como muchas otras, pero única por muchas razones. Misteriosos portales que son como concurridos bares a los que, asiduos, los habitantes de la noche acuden a saciar su sed de compañía. Libertad y libertinaje en perfecta comunión con la atmósfera que inunda la calle con ese halo misterioso que tan interesante la hace. Y bares, cómo no, bares iguales pero diametralemente opuestos en los que se pueden encontrar desde sencillos artistas de barrio hasta nuevas dimensiones psicodélicas donde eres proyectado a tu propio mundo interior en un viaje que sólo unos poco gustan de recorrer. Es el oxímoron hecho calle, porque es la calle del sol, pero sobre todo es calle de noche.

Jackie

1 comments:

Audrey dijo...

Me gusta mucho Tokio, y lo que se escribe por aquí también. Von Trier, ¿nos vemos en el FIB?

Publicar un comentario

Piensa lo que dices, di lo que piensas.

top